Preguntas

más frecuentes


Nos gustaría anticiparnos y resolverte algunas de las cuestiones que te pueden surgir. Por eso, aquí te mostramos una selección de las preguntas que más nos hacen.

Por supuesto si tuvieras alguna cuestión que plantearnos, siempre puedes hacerlo, sin ningún problema. Estaremos encantados de escucharte.

Facturas


Dependiendo de tu tarifa y si dispones o no de los nuevos contadores inteligentes, tu facturación puede ser mensual o bimestral (cada dos meses). Es la distribuidora de tu zona la encargada de tomar las lecturas con las que emitimos tus facturas.

En Evergreen podemos hacerte facturas mensuales, si así lo prefieres. Para ello, es tan fácil como avisarnos y enviarnos las lecturas que marca tu contador.

Por supuesto. Si lo que quieres es una factura con tus consumos reales mensuales, no lo dudes. Envíanos tu lectura y podremos usarla para tu facturación. De esta manera podemos evitar lecturas estimadas y adecuarnos a un servicio más real y personalizado.

Como hasta ahora, la distribuidora de tu zona tiene la obligación de enviarnos las lecturas de tu suministro, con, al menos, una periodicidad de dos meses. Ella se encargará de realizar las lecturas y comunicárnoslas. Recuerda que siempre puedes enviarnos tus propias lecturas. Controlarás tu gasto y evitarás en gran medida las estimaciones de lecturas.

Háznoslo saber y te lo resolveremos lo más rápido posible.

Cuando detectamos directamente una incidencia en tus facturas, la resolvemos al momento y te mantenemos informado.

Aunque es obligación de la distribuidora de tu zona el mantenimiento de la red eléctrica y la resolución de las averías, nos gusta que sepas que puedes contar con nosotros y llamarnos. Nos encargaremos de comunicárselo a la distribuidora y evitarte esos papeleos y gestiones tan aburridas.

Altas y suministros


Sí. En Evergreen estamos muy orgullosos de poder llegar a todos los territorios españoles. Tal y como se divide el sistema eléctrico español, tenemos varios subsistemas de electricidad: Península, Baleares, Canarias y Ceuta y Melilla. Y, además, en las islas, cada uno de ellos también con sus propios subsistemas.

Tenemos las licencias y los certificados para poder operar en todos los sistemas, tanto peninsular como insulares y Ceuta y Melilla. Ponte en contacto con nosotros, y podremos enviarte una oferta adecuada para ti.

No, nunca. Al realizar un cambio de compañía no te quedarás sin suministro en ningún momento. No tengas miedo, tu compañía actual no puede dejarte sin electricidad mientras dure este proceso. Además, el cambio es un proceso muy sencillo y rápido. No tienes por qué estar aguantando si no estás conforme con tu actual comercializador.

Cámbiate a Evergreen. Es rápido y gratuito. No lo dudes. No tienes nada de que preocuparte y cámbiate a Evergreen.

Ponte en contacto con nosotros para comenzar el proceso de cambio. Te pediremos una factura y algún documento. Nada más. Nosotros nos encargamos del resto y en unos días tu cambio se hará efectivo. Sin cortes de electricidad. Sin preocupaciones.

Si éste es tu caso y tu vivienda es de primera ocupación, necesitaremos que nos envíes la licencia de primera ocupación, documento identificativo, cédula de habitabilidad, certificado de instalación eléctrica de baja tensión, escritura de propiedad o contrato de arrendamiento y tu cuenta bancaria.
Junto con estos documentos tendrás que rellenar dos documentos de petición de nuevo suministro que te enviaremos nosotros.

Si tuviste electricidad en algún momento anterior, nos será suficiente con el documento identificativo, el certificado de instalación eléctrica, la escritura de propiedad o contrato de arrendamiento y la cuenta bancaria.

Por el contrario, si simplemente quieres cambiar de compañía comercializadora, envíanos una factura y empezaremos el proceso.

El precio varía mucho dependiendo de la potencia que contrates. La distribuidora de la zona, que es la encargada de conectarte a la red, nos enviará unos costes para que te los traslademos a tu factura. Estos costes incluirán, en cada caso, aproximadamente:
  • Derechos de acceso: 19,70 € por cada kW contratado
  • Derechos de extension: 17,37 € por cada kW contratado
  • Derechos de enganche: 9,04 € por cada kW contratado
  • Depósito de garantía variable, dependiendo de tu consumo previsto.
Estos costes no reflejan IVA.

Si el periodo entre que se dió de baja el suministro y el alta actual es inferior a tres años, no deberás pagar por los derechos de extensión, pero sí el resto de derechos.

Documentación


El certificado de instalación eléctrica (CIE) o Boletín Eléctrico (BIE) es un documento oficial emitido por un instalador de electricidad autorizado.

Certifica que una instalación eléctrica cumple todos los requisitos para recibir un suministro de electricidad.

Es obligatorio para todos los suministros, sin importar si es una obra nueva, vivienda, local, empresa, etc…

La distribuidora lo puede exigir para realizar muchos de los tramites que iniciemos con ellos.

Es muy fácil. Cualquier empresa de electricidad homologada para este servicio podrá realizártelo. Revisarán tu instalación y te subsanarán los posibles defectos.

Debes saber que el CIE es un documento que tiene una validez de 20 años. Es decir, cada 20 años, la instalación debe ser revisada para comprobar que todo sigue en buen estado.

Porque es básico conocer el estado de la instalación y las capacidades técnicas que ésta soporta. Por eso, antes de iniciar un alta se debe tener el boletín.

Y en el caso de quieras cambiar la potencia, también es necesario ya que nos permite conocer la potencia máxima que puede admitir tu instalación.

Conceptos eléctricos


El ICP o Interruptor de Control de Potencia, es un dispositivo para instalaciones con potencia inferior a 15 kW. Sirve para detectar si estás consumiendo más potencia de la contratada. Si esto es así, el interruptor se activa haciendo que la instalación se quede sin electricidad.

Por el contrario, el maxímetro nos sirve para registrar todas las potencias demandadas por la instalación. Se coloca en suministros con mas de 15 kW de potencia contratada, y a diferencia del ICP, no interrumpe en ningún momento el suministro.
Eso sí, los registros que hace se envían a la distribuidora que podrá penalizarte por ese exceso de consumo a través de la factura.

El Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) es un código único que identifica un punto de suministro de energía (ya sea electricidad o gas canalizado) en España. Comienza con las letras 'ES' y es seguido por 20 caracteres más (cifras o letras). Es como la matrícula de tu coche pero aplicado a instalaciones eléctricas.
Nosotros te lo pediremos y nos sirve para identificarte ante la distribuidora, otras comercializadoras, hacienda publica, etc...
Siempre lo podrás localizar en tu factura eléctrica. Y recuerda, si tu caso es el de un alta totalmente nueva, donde nunca ha existido suministro nunca anteriormente, nosotros gestionamos ante la distribuidora la obtención de este código.

Existen tres tipos de empresas en el mercado eléctrico. Comercializadoras, como Evergreen, distribuidoras eléctricas, y empresas generadoras. Son éstas últimas las que se encargan a través de sus plantas de producción de 'crear' la energía eléctrica y ponerla en la red de distribución.
Para ello se valen de diferentes técnicas, que seguro has oído, como pueden ser centrales térmicas, nucleares o de gas, hidráulicas o plantas de electricidad que utilizan energías alternativas o limpias.

La distribuidora es la propietaria del contador y del cable que llega hasta tu casa. Por ley, este tipo de empresa solo puede dedicarse a construir nuevas redes y a mantener las existentes. También es tarea suya leer los contadores y por supuesto resolver cualquier avería las 24 horas del día.

Por otro lado, estamos las comercializadores. Evergreen es una de ellas, de las más antiguas que existen desde que se liberalizó el mercado eléctrico español. Nuestro papel es el de vender la energía que circula por las redes de los distribuidores y que llega hasta tu suministro. Somos las encargadas de realizar la facturación de tu consumo de energía eléctrica, que después es repartido entre los distintos integrantes del sistema.

Es la cantidad de energía (luz) que has consumido. Su coste se obtiene al multiplicar el consumo que has tenido por el precio del kWh que tengas contratado. Este precio variará con tu tarifa y si tienes precio fijo o indexado al mercado pool.
A veces, también se llama 'término variable de la factura' ya que como puedes observar, a más consumo, más coste. El precio aumenta o disminuye (varía) con el consumo."

Este es un coste fijo que sirve para cubrir el coste del uso de la red de la distribuidora. Es algo que nos traslada la distribuidora directamente y que en cada factura te trasladamos. No importa si consumes más o menos. El precio siempre es fijo. Y además es un coste que define el gobierno.
Cuando contratas un suministro con una potencia de, por ejemplo 4,4 kW, es esta cantidad la que se aplica para calcular este coste, multiplicado por el precio por kW de potencia contratada, que define el gobierno. La mejor forma de ahorrar en este concepto es adecuar tu contrato a tu potencia óptima. De esta manera ni se te cortará el suministro cuando consumas más de la potencia contratada, ni pagarás por una potencia extra que no vas a usar nunca. Nosotros te podemos ayudar con eso.

Es un tipo de tarifa que puede proporcionar ahorros significativos a muchos consumidores. Se definen dos periodos horarios (punta y valle) en los que en uno de ellos el precio es mucho más alto (punta) que en el otro (valle).

De esta manera, si tu consumo es adecuado al horario del periodo más barato, tu gasto en electricidad se verá reducido. Debes tener en cuenta que el horario de discriminación horaria varía entre invierno y verano, así como con la tarifa contratada.